DULCYNAT

LA APICULTURA COMO NEGOCIO DEL APICULTOR

 " LA APICULTURA COMO NEGOCIO DEL APICULTOR "    

 Aunque resulte extraño, hay en la literatura apícola bastantes vacilaciones para decirlo con claridad y franqueza.

 La apicultura, al menos la que practicamos los profesionales, es ante todo un negocio. Yo amo apasionadamente todo lo que sea naturaleza. Quiero muchísimo a esos bichitos tan serios y llenos de sabiduría, ordenados, limpios, laboriosos y plenos de cautivante misterio que pueblan mis colmenas. Convivo con ellos casi a diario y soy feliz con mi profesión que, sin vacilar, elegiría nuevamente. Pero yo no he criado abejas porque las quiera, en tal caso, yo solo trendría un par de colmenas en los fondos de mi casa.

 Las he criado para vivir de ellas, por lo tanto vamos a hablar sin tantos rubores pasados de moda de la apicultura como negocio lucrativo.

 ¿Qué, la apicultura, es también muy interesante? ¡Por supuesto que sí, y muchísimo!, y esto es lo que le da su gran encanto a nuestro trabajo. Pero lo que primordialmente tiene que importarnos aquí, es la cosecha a obtener, y con ella, la ganancia que pueda producirnos.

 Este es el concepto sano, el que siempre debemos tener presente para ubicarnos sin dudar en el lugar que corresponde.

Apicultura de aficionados y Apicultura Profesional

 Se puede hacer apicultura de dos maneras muy diferentes, pero aunque parezca raro, hay mucha gente que las confunde causando una desorientación que perjudica a todos.

 Vamos a poner esto bien claro.

 Una manera de hacer apicultura, es para vivir de ella, apicultura "en serio". Puede ser profesional, es decir, una ocupación exclusiva. Muchos lo hacemos y nos ha ido muy bien.

 O, semiprofesional, como una actividad complementaria de otras para aumentar los ingresos.

 La otra manera es la apicultura del simple aficionado: quien la hace por gusto sin importarle mayormente su aspecto comercial.

 Tenemos que observar aquí que el ser un simple aficionado, no significa tener pocas colmenas.

 Pueden ser muchas, pero lo que lo distingue, es el modo de encarar su trabjo; como un mero "hobby" y no como un negocio en serio.

 Por esto, cuando reprochamos a muchos textos de apicultura su falta de practicidad porque aconsejan operaciones que hacen perder un tiempo precioso en cosas, quizás entretenidas, incluso "bonitas", pero poco prácticas (cuando no inútiles del todo), es porque nosostros tenemos que sacar provecho de cada minuto, porque ese es nuestro negocio, nuestro medio de vida.

 Por eso decimos que muchos libros muy solemnes, están escritos con mentalidad de aficionados y, es por esto presisamente, que nosotros nos vemos obligados a modificar sustancialmente esa ténica, abreviándola, haciéndola más simple, más fácil, más rápida, para que nos de más ganancia con menos capital y, sobre todo, con menos tiempo invertido.

 Por todo esto es que escribí mi libro, como lo hice siempre en mi trabajo, con los métodos más breves, más simples, fáciles de aprender y de realizar, y también quizás, los más seguros porque siempre "lo más sencillo es lo seguro".

 Y para que todo esto quede claro y firme, vamos incluso a cambiar la definición misma de la apicultura que se da por ahí.

 Ustedes la verán: "La Apicultura, es el arte de criar abejas". He ahí una clara definición de la apicultura de aficionado.

 Para nosotros, esto no es cierto. La apicultura es, si se la quier llamar así, "un arte" (y quizás, lo sea en efecto), pero yo diría mas bien, que ella es la "habilidad de ganar dinero con las abejas".

 Queda establecido así, además de la profunda diferencia de criterios, lo que nosotros entendemos por apicultura y que no debemos perder de vista en ningún momento. Debemos ser prácticos y actuar como tales.

ARRIBA

© 2000/2020 DULCYNAT


Teléfono: 03541-15-61-7431 Desde el exterior: +54-9-3541-61-7431
E-Mail: richardapitox@gmail.com --- richard_api@hotmail.com

+ReySol+